Cuatro claves para sacar provecho a la CEDAW, como Mujeres Indígenas
| 2022-08-09
Entender la CEDAW; incidir con insumos de organizaciones de Mujeres Indígenas en los informes de los Estados partes y elaborar informes sombra; intervenir en las sesiones e impulsar la Recomendación n.o39 sobre Mujeres y Niñas Indígenas. Cuatro pasos fundamentales para apropiarnos de este instrumento de cambio. La discriminación avanza sobre nuestros cuerpos, nuestros seres queridos y nuestra tierra, pero las Mujeres y Niñas Indígenas nos unimos para enfrentarla. Acudimos a los conocimientos ancestrales y nos transformamos en agentes de cambio. Combatimos la violencia de género; curamos dolencias físicas y espirituales; producimos alimentos y recuperamos la medicina tradicional; protegemos a la madre tierra, los animales, las plantas, porque gracias a ellos podemos vivir en armonía. Pero, muchas veces, los conocimientos ancestrales y la lucha colectiva necesitan ser acompañados por instrumentos legales internacionales que los respalden. La CEDAW, de cumplimiento obligatorio para los Estados adheridos a ella, es un instrumento fundamental, porque se propone que las mujeres y niñas puedan ejercer plenamente sus derechos y libertades.   ¿Cómo podemos sacarle provecho a la CEDAW las Mujeres y Niñas Indígenas?  Aquí presentamos cuatro claves para hacerlo.  1.Entender qué es la CEDAW, una convención internacional para exigir respeto a los derechos de las mujeres y protegerlas contra la discriminación. La CEDAW es la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer. Se trata del único instrumento internacional vinculante que protege específicamente los derechos de todas las mujeres. El comité CEDAW está formado por 23 expertas independientes de las regiones de América, África, Asia, Pacífico, Europa/Asia Central y Medio Oriente/África septentrional. Recibe informes de los Estados partes, comunicaciones de personas o grupos que presentan un informe o denuncias sobre violaciones sistemáticas a los derechos de las mujeres.  Además, el comité puede iniciar investigaciones, si el Estado lo acepta.  Este Comité internacional también formula recomendaciones generales que deben ser consideradas en la legislación nacional u otros abordajes para respetar los derechos de las mujeres y niñas. La Recomendación n.o39, a punto de aprobarse, contempla a las Mujeres y Niñas Indígenas. 2.Conocer con anticipación qué Estados informarán en la próxima sesión del Comité de la CEDAW y, en el caso de que nuestro país haya sido convocado, participar en la elaboración de informes. En cada sesión, el Comité de la CEDAW suele invitar a ocho Estados partes. El Comité recomienda que estos consulten a las organizaciones no gubernamentales y a las asociaciones de mujeres para la elaboración del informe. Las Mujeres y Niñas Indígenas, a través de nuestras organizaciones, podemos ejercer presión para que los Estados consideren nuestra situación en ese documento e implementen políticas nacionales que impulsen el respeto a la Convención.  En caso de que el Estado no nos haya tenido en cuenta en el documento elaborado, es posible elaborar un informe paralelo o sombra, que destaque los problemas reales que afectan a las Mujeres y Niñas Indígenas en relación con el incumplimiento de la Convención, e incluir recomendaciones específicas para el cambio. 
  1. Asistir a la sesión en Ginebra, e incidir por la inclusión de las Mujeres Indígenas a través de políticas y programas.
El Comité de la CEDAW invita a las ONG a participar en forma oral en la sesión pública; esta alternativa puede ser aprovechada por las Mujeres Indígenas. Se trata de ejercitar el cabildeo, de influir en las personas con poder de decisión para que ellas a su vez intervengan en las políticas públicas.  Las Mujeres Indígenas comprendemos el arte del cabildeo; nuestras intervenciones, cargadas de relatos, imágenes y experiencias, suelen tener una fuerza persuasiva que impacta en la opinión pública en diversos ámbitos. A través del cabildeo, podemos pasar de la mera denuncia a una propuesta concreta de solución. Al participar de las sesiones del Comité, las Mujeres y Niñas Indígenas notificaremos a los Estados respecto de cómo nuestras comunidades son afectadas por la falta de cumplimiento de la Convención. Además, aportaremos soluciones sostenibles para enfrentar esos problemas. En estas sesiones, las Mujeres Indígenas podemos remarcar por qué es necesaria una Recomendación General que exija a los Estados la incorporación de políticas que garanticen nuestros derechos humanos individuales y colectivos como Mujeres y Niñas Indígenas. 
  1. Estar atentas a los pasos futuros, y sumar más voces para impulsar la Recomendación de la CEDAW para las Mujeres y Niñas Indígenas.
Las Mujeres Indígenas hemos luchado y luchamos por visibilizar nuestros derechos de forma individual y colectiva. Creemos que se logra más si estamos informadas y unidas. La Recomendación, al aprobarse, se transformará en un instrumento estratégico para esta lucha. Por esta razón, organizaciones y redes regionales se están sumando esfuerzos para difundirla, a través de la campaña https://cedaw.fimi-iiwf.org/  Suma tu firma para impulsar la adopción de la Recomendación.